Caso Libia; Imperialimo envalentonado

Artículo escrito para el número de otoño de la revista Txinparta, órgano de expresión de Gazte Komunistak.

A pesar de sus derrotas parciales el imperialismo atlantista (OTAN, USA, UE y aliados varios) continúa una campaña guerrerista que parece no tener fin.

La última guerra de Libia es un claro ejemplo de este tema.  El Consejo de Seguridad de la ONU dictó una resolución que mandataba cerrar el espacio aéreo libio y en caso necesario atacar posiciones militares. Pues bien, 9 meses después se calcula que el 5% de la población Libia ha sido asesinada a manos de la OTAN o de sus mercenarios “rebeldes”. El país ha sido destruido hasta tal punto que el CNT considera prácticamente imposible volver al estadio anterior. Escuelas, hospitales, infraestructuras y viviendas particulares han quedado arrasadas.

Si esto fuera poco el líder libio Muammar Al Gaddaffi fue asesinado tras haber sido capturado vivo. ¿ A caso tenían miedo de lo que podían decir Gaddaffi en un posible juicio? 

En los planes de la OTAN no figuraba una guerra que dura ya más de 9 meses, no esperaba resistencia ni apoyo de la población al gobierno. Aunque la imagen que nos llegaba de Libia parecía que decía lo contrario la vida en Libia se desarrollaba en medio de un bastante grande Estado del Bienestar donde la población tenía acceso gratuito a la educación, a la sanidad, a los servicios sociales. El nivel de bienestar en Libia era el más alto de África. No vamos a idealizar a Libia y menos a Gaddaffi pero tampoco vamos a esconder la realidad. 

La resistencia sigue siendo grande ahora comandaba por uno de los hijos de Gaddaffi, Saif al Islam, que ha recibido el apoyo de las grandes tribus libias. Distintos pueblos del mundo, y en especial los africanos, han apoyado al gobierno libio. No hay que olvidar que Libia fue precursor de la Unión Africana y que África es el único continente sin bases militares yankees. La sede del comando USA para África , Africom, está en Alemania. Eso lo dice todo de cara al interés en el territorio libio.

La OTAN continúa de esta manera su carrera de muerte, destrucción e imposición de una falsa democracia. Ya quedo patente en la desintegración de Yugoslavia donde mataron y destruyeron sin piedad. Llegaron incluso a atacar primero a la TV, para acallar las voces y a los testigos, y luego asesinaron a varios diplomáticos chinos. Como Libia y Yugoslavia muchos pueblos del mundo saben lo que significan las siglas OTAN. 

Queda patente en este momento la necesaria solidaridad entre los pueblos del mundo. Recordemos aquella gran consigna de “Ni guerra entre pueblos, ni paz entre clases”. Es necesario revelarse contra la agresión a Siria o la posible intervención en Irán, por mucho que repudiemos su sistema.

Miramos con esperanza las resistencias antiimperialistas en América, en Asia y desde el mismo centro del imperio atlantista tenemos que rebelarnos contra el mismo. Basta de callarse contra las actuaciones genocidas de nuestros gobiernos y solidaridad con los pueblos que sufren y con los pueblos que luchan.


Anuncios
Esta entrada fue publicada en INTERNACIONAL y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s